Masajes en pareja, juego para dos

Es muy agradable que tu pareja te de un masaje y viceversa. Se trata de compartir energías, de relajarse juntos y de estar ambos en la misma sintonía.

Antes los masajes estaban enfocados sólo para mujeres, pero poco a poco los hombre se han ido sumando a esta experiencia y disfrutando de los beneficios que trae esta práctica, sobre todo en un mundo donde el estrés marca nuestras vidas.

Las parejas que disfrutan de los masajes tienen puntos de vista similares sobre la necesidad de cuidar de sus cuerpos, lo que reduce el estrés y mantiene sus músculos de una manera saludable:

  • Favorece la circulación
  • Promueve la respiración profunda y la desaceleración y reducción de la frecuencia cardíaca
  • Estabiliza la presión arterial
  • Aumenta las endorfinas, las hormonas que hacen que nos sintamos bien.

Los beneficios de los masajes en pareja son incontables. La experiencia compartida de relajarse en un ambiente especial ayuda a estrechar la relación de pareja y reafirmar vínculos.

  • Los masajes en pareja proporcionan en muchas ocasiones un momento de intimidad y familiaridad a parejas que, por sus trabajos, tienen poco tiempo para compartir momentos especiales. Está comprobado que los masajes ayudan al organismo a segregar oxitocina, serotonina y dopamina, las hormonas del bienestar, que nos proporcionan deseos de afecto e intimidad con nuestra pareja.
  • Refuerza la confianza de la pareja y eleva nuestra autoestima.
  • La posibilidad de «resetear emociones» es otras de las ventajas de los masajes. Todas las parejas experimentan altos y bajos en su relación. Pero con un masaje pueden desaparecer todas las tensiones, permitiendo a la pareja «conectar» y aumentar su capacidad de escucha y a prender a aceptar mejor los defectos de cada uno.
  • El masaje aumenta la circulación, mejora el sistema inmune, reacondiciona los músculos contracturados e induce un estado de relajación que ayuda a dormir mejor.

¡Cuántas cosas nos queremos echar a las espaldas en nuestra rutina diaria: trabajo, gimnasio, preparar comidas, cuidar de los niños (si se tienen), planificar el fin de semana, dedicar tiempo a la pareja, llamar a la familia… Necesitamos urgentemente liberar el cuerpo y la mente de tensiones innecesarias.

Es muy positiva la interacción de la pareja y no hace falta ser un experto en masajes. Solo tener ganas  de disfrutar. Tan importante es la liberación de la persona que recibe el masaje, como de quien lo da. Por eso, desde Por y para mí os recomendamos Gioco per Due de La Mela di Eva, un Gel de masaje con sabor a manzana. La fórmula de este maravilloso gel de masaje es rica en aloe vera, por lo que hidrata en profundidad y es ideal para aumentar el placer de los preliminares. Además, al estar hecho a base de agua y otros componentes naturales, no contiene elementos grasos y es completamente compatible con el uso de preservativos.

O la Crema Tentazione Corpo. Esta crema hidratante de La Mela di Eva, además de sus propiedades tonificantes para la piel, posee una alta concentración de feromonas naturales, como el Ylang-Ylang y la Turnera Afrodisiaca (Damjana), por lo que junta su poder hidratante con un elevado poder afrodisíaco.

Un masaje mutuo es “una manera simple y eficaz para que las parejas mejoren su bienestar físico y mental mientras muestran afecto el uno por el otro”.

Y si las endorfinas son la hormona de la felicidad y ambos se sienten bien gracias a un buen masaje, mucho mejor si lo acompañamos con pétalos de rosa, aromatizantes, velas y chocolate, la experiencia puede ser única y un excelente regalo para el Día de los Enamorados.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.