Cuida tu piel del sol también en la nieve

Una de las cosas más divertidas del invierno es la nieve. Los paisajes nevados son preciosos y, además, nos permiten practicar deportes como el esquí o el snowboard. Pasar un día en la montaña en invierno, simplemente paseando y cambiando de aires es estupendo. Pero tenemos que saber que ese sol maravilloso que tanta energía da en los días de invierno, puede resultar muy dañino y provocar quemaduras en la piel.

El sol es necesario para nuestra vida, ayuda a sintetizar la vitamina D y nos pone de buen humor. Pero tomar el sol sin protección tiene más perjuicios que beneficios. El sol es el principal responsable del envejecimiento de la piel, ya que provoca pérdida de elasticidad, manchas y arrugas. Por eso, para evitar quemaduras solares que pueden conducir a un futuro cáncer de piel, hay que protegerse.

El motivo primordial es la altitud. En este caso, en la montaña estás más cerca del sol, lo que provoca que la atmósfera absorba menos rayos UV, es decir, existe un mayor riesgo. Cada 1000 metros de altura los daños que provocan los rayos del sol aumentan en un 15%.

Otro motivo es que la nieve refleja los rayos del sol y actúa como un espejo, lo que estimula una mayor radiación solar y un riesgo superior de quemaduras solares.

Además de la magnitud de los rayos solares, las bajas temperaturas, el aire y el viento habitual en las zonas de montaña, provoca que nuestro cutis esté mucho más seco y deshidratado, por lo que una crema de protección solar adecuada es más que necesaria. Por eso, de la misma manera que elegimos una buena crema hidratante, hay que darle importancia a la crema solar.

El fotoportector solar de Sesderma Repaskin Toque Seco protege a la vez que repara.

De textura ligera, con tacto seco y no grasa, se absorbe rápidamente y ayuda a prevenir el daño solar con SPF 50 UVA/UVB/IR-A.

Contiene Extracto de Plancton, enzimas reparadoras que se activan con la luz solar visible, que al estar encapsuladas en liposomas penetran a niveles profundos de la piel. Además, aseguran una máxima protección a la piel gracias a los filtros físicos y químicos de última generación.

Porque los labios merecen un cuidado especial y lo sabemos, podemos reforzar la protección con Repaskin Lips SPF 50 de Sesderma que protege y repara los labios frente a la radiación solar, a la vez que nutre y calma.

Además, es aconsejable cubrir las zonas más al descubierto con gorros, gafas, bragas o bufandas… Y muy importante, que estén certificados en la protección contra los rayos UV.

Si os habéis expuesto a los rayos del sol en la nieve, no descuidéis vuestra rutina de hidratación. En este momento, cuidar e hidratar la piel cobra más importancia que nunca. Y una zona muy afectada son los labios.

Hidraderm labial Sesderma está formulado específicamente para esta zona tan sensible. Protege, repara e hidrata los labios. Y además, les da volumen gracias a su nueva fórmula con ácido hialurónico.

Además, posee protección solar SPF 20 para que nuestros labios estén protegidos en todo momento.

Es incoloro y tiene un suave y dulce sabor muy agradable.

Desde luego será nuestro gran aliado en cualquier circunstancia por extrema que sea.

¡Ya sabéis! ahora no tenéis excusa para no cuidar la piel a conciencia también en la montaña.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.