Súper Alimentos: la lista definitiva de los superfoods de moda

Superfoods o Súper Alimentos

El auge de las comidas procesadas, los cambios en el consumo y otros muchos motivos han provocado que muchas veces no incorporemos a nuestra dieta todos los nutrientes que necesitamos. Esto puede desembocar en problemas como el cansancio, la falta de concentración o, incluso, una disminución de nuestra capacidad para defendernos de algunas enfermedades. Por todo esto, llevar a cabo una alimentación inteligente puede ser de gran ayuda en nuestro día a día, y lo podemos conseguir con algo tan sencillo como incorporar a nuestra dieta algunos alimentos que, además de darle un toque de color a nuestros platos y unos sabores muy característicos, nos van a ayudar a incorporar a nuestro organismo todos esos nutrientes que nos faltan.

Lista de Súper Alimentos

Aquí os dejamos una lista de algunos de esos súper alimentos y unos consejos de cómo podéis incorporarlos a vuestros platos.

Chía. Estas pequeñas semillas son ricas en calcio, hierro, antioxidantes, fibra, potasio y son una gran fuente de Omega 3. Gracias a este conjunto de nutrientes, este super alimento es capaz de reducir el hambre entre horas, ya que una porción muy pequeña aporta una gran sensación de saciedad. Además, gracias a que tienen más antioxidantes que los arándanos, protegen de los radicales libres y son de gran ayuda a la hora de desintoxicar el organismo eliminando líquidos y toxinas, por lo que ayudan mucho en los procesos de pérdida de peso. Puedes tomarlas en el desayuno, junto con un yogur o con la leche vegetal que prefieras. Incluye alguna fruta y tendrás un desayuno completo y saciante para afrontar el día con energía.

Germinados. Brotan cuando ponemos la semilla en contacto con el agua y comienzan a crecer, multiplicando su poder nutritivo. Brotes como los de trigo o los de cebada mejoran el funcionamiento intestinal, regulan el sistema endocrino y ayudan a bajar los índices de colesterol. Por otro lado, son muy ricos en vitaminas y ácido fólico, por lo que pueden resultar muy útiles, por ejemplo, para combatir el cansancio provocado por la falta de hierro. Son ideales para incluir en las ensaladas de distintos tipos, dándoles un toque muy original.

Camu Camu. El fruto de este árbol tropical tiene grandes cantidades de vitamina C y potasio. Es un excelente antioxidante, por lo que combate los signos del envejecimiento y fortalece el sistema inmunológico. Se puede encontrar en suplementos alimenticios de distintos tipos, eso sí, hay que estar muy atentos a que sean cien por cien naturales.

Chlorella. Este alga es la mayor fuente de clorofila del planeta, además de ser uno de los elementos de origen vegetal que más niveles de proteína tienen (alrededor de un 60%). Ayuda a desintoxicar el organismo y a fortalecer el sistema inmunológico ya que regula los niveles de ph del intestino. Por otro lado, es un gran aliado tanto para combatir la anemia, ya que es rica en hierro, como para mejorar los niveles de concentración y atención. La chlorella se puede encontrar tanto en polvo como en pastillas de muchos tipos, y es ideal para combinar en un batido verde con pepino, manzana, limón y jengibre.

Spirulina. Al igual que la chlorella, la spirulina tiene los mismos niveles de proteínas que algunos tipos de carne, además de vitaminas, hierro, calcio, fósforo, potasio y zinc. Gracias a su poder saciante, además de ser una gran ayuda para el sistema inmune, ayuda a bajar de peso durante una dieta de adelgazamiento. Si no quieres tomarla por medio de pastillas o suplementos, ¿qué te parece incorporarla a tus recetas? Como a los batidos, o a algunas salsas, como el guacamole.

Quinoa. Rico en aminoácidos, proteínas, carbohidratos, hierro, magnesio y zinc, es el complemento ideal para nuestra dieta, ya que es muy saciante y una opción más sana y menos calórica que otros hidratos de carbono. Además es perfecta para celiacos ya que no contiene gluten. Puedes incluirla en ensaladas, dulces y como acompañamiento.

Semillas de lino. Son perfectas para eliminar toxinas y regular el tránsito intestinal, ayudan a mantener los niveles de colesterol y aportan vitaminas y minerales como el hierro, el calcio y el potasio, además de aminoácidos y enzimas. Es uno de los recursos más utilizados en las dietas hipocalóricas, ya que son muy saciantes. Puedes añadirlas a un yogur desnatado para desayunar, a tus ensaladas o, incluso, puedes tostarlas y recubrir una pieza de salmón u otro pescado con ellas. Le darás un toque sanísimo y delicioso.

Cacao. Siempre y cuando sea puro, el cacao tiene una gran cantidad de nutrientes con agentes antiinflamatorios y antioxidantes. Gracias a su contenido en hierro, manganeso, zinc y cobre, aporta energía, es muy saciante, reduce la tensión arterial y, como también contiene triptófano, ayuda a mantener el buen humor y la vitalidad. Puedes incluir cacao desgrasado en leches vegetales o desnatadas para hacer un smoothie, o tomar unas onzas de chocolate negro a media tarde, ya que ayuda a mantener un peso saludable.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.