Kit hidratante para tu piel

Con el puente a punto de comenzar muchos son los que inician la temporada de esquí, mientras otros aprovechan para visitar otras ciudades y empaparse del ambiente navideño. Sea cual sea tu destino lo más importante es llevar la piel súper hidratada para protegerla del frío.

Aunque las temperaturas ya han bajado hace unos días, el invierno está a punto de comenzar y tenemos que mimar la piel ya que es el mayor órgano de nuestro cuerpo. La piel cubre todo nuestro cuerpo actuando como barrera y lo protege aislándole de los agentes externos que lo rodean. 

¿POR QUÉ HIDRATAR LA PIEL?

La piel es tan fina y sensible que mantenerla hidratada es importantísimo para que pueda desempeñar sus funciones y proteja al cuerpo de cualquier daño externo. Esto es posible gracias a la flexibilidad y resistencia que recibe al hidratarla.

La hidratación va aportar numeroso beneficios a la piel, como evitar su sequedad o producir tiranteces que dan lugar a una piel con escamas, grietas y enrojecimientos. Evita también la evaporación de la dermis, lo que va a favorecer a lucir una piel luminosa y tersa. Hidratar la piel tiene que ser una rutina constante y diaria para que siempre esté protegida. Así ayudaremos a que luzca joven, oxigenada, radiante y uniforme, previniendo la aparición de arrugas.

Es importante tener en cuenta que la piel del rostro es las más delicada por encontrarse siempre expuesta a los factores externos: viento, sol en exceso, calefacción, frío; que la van a resecar. También influyen negativamente el consumo de tabaco y alcohol. Además el no cuidar la piel adecuadamente e hidratarla favorece su envejecimiento.  Es importante saber que con el paso del tiempo las glándulas sebáceas son menos activas y hacen que la piel pierda la capacidad de retener agua provocando sequedad en la piel con mayor facilidad.

¿CÓMO HIDRATAR LA PIEL?

La base primordial para mantener la piel hidratada es aportándole agua ya que un porcentaje muy alto de la piel está compuesta por agua. Esta hidratación se hace tanto desde el exterior como desde el interior.

  • Interior: bebiendo agua con frecuencia, la recomendación es de 2 litros diarios, puede ser superior siempre que el cuerpo la necesite.
  • Exterior: aplicando cremas hidratantes que mantengan la piel sana, suave y luminosa. Es importante aplicar cremas que sean adecuadas a cada tipo de piel y así no sufrir efectos no deseados.

Llevar una dieta sana y equilibrada va a contribuir a la hidratación de la piel en especial aquellos alimentos ricos en líquidos como las verduras y frutas.

Como hemos comentado la piel del rostro es las más delicada por eso es muy importante establecer una rutina de hidratación y limpieza tanto por las mañanas como por las noches.

  • Por las mañanas: aplicaremos los productos antes de salir a la calle y comenzar el nuevo día.
  • Por las noches: lavaremos el rostro para eliminar todas las impurezas y restos de suciedad acumulados durante el día.

Se recomienda la aplicación de mascarillas hidratantes para el rostro cada 15 días, ya que nutren la piel y aportan belleza y vitalidad. Y exfoliar la piel una o dos veces a la semana para eliminar las células muertas y ayudar a que la piel respire.

 

Desde Por y Para Mí os presentamos diferentes kits y productos para proteger la piel del frío y que luzca siempre hidratada:

DC2

 

  • Loción limpiadora láctica frutal: a base de ácido láctico con propiedades despigmentantes y exfoliantes es perfecto para recobrar el brillo y tersura en la piel. Aplicar por las noches en el rostro y cuello con ayuda de un algodón.
  • Sérum DMAE 15%: producto natural y antiedad que contiene butilenglicol que mejora el grado de hidratación de la piel. Aplicar por las mañanas, antes de la crema hidratante, en el cuello, rostro y escote.
  • Crema hidratante facial Quintaesencia: hidrata la piel en profundidad, aclara el tono y aporta una extrema luminosidad desde la primera aplicación. Aplicar por las mañanas, después del sérum, sobre el rostro, cuello y escote.

 

 

Silken Oil 

 

  • Agua de arroz Silken Oil: extraordinaria loción antienvejecimiento que purifica y renueva las células de la piel gracias a una suave exfoliación. Agitar antes de usar, empapar un algodón y pasarlo por el rostro y escote, por las noches.
  • Sérum Antiaging: es un concentrado antienvejecimiento  que gracias a la vitamina E pura del Aceite de Germen de Arroz trabaja desde fuera hacia dentro nutriendo y rejuveneciendo las células de la piel. Aplicar por las mañanas antes de la crema hidratante con suaves masajes sobre el rostro y cuello.
  • Crema hidratante Soft & Silk: es un regenerador celular, natural, que hidrata y cuida la piel del rostro previniendo y frenando los signos del envejecimiento. Es un aliado perfecto contra las agresiones externas como el sol, el frío, el viento y los cambios bruscos de temperatura. Aplicar por las mañanas después del sérum.

 

 

Súper pack hidratante Por y Para Mí

 

  • Jabón Artesanal Silken Oil: producto ecológico elaborado con Aceite de Germen de Arroz que hidrata y limpia la piel en profundidad. Lavar el rostro con el jabón por las noches antes de acostarse.
  • Aceite de Argán Lilu: hidrata, regenera y oxigena la piel. Aplicar unas gotas en el rostro realizando un suave masaje circular por las noches después de lavar la cara.
  • Sérum Facial SaluDirect: gracias a los tres ácido hialurónicos que contiene, aporta a la piel una hidratación intensa sin dejar sensación grasa. Aplicar por las mañanas antes de la crema hidratante.
  • Crema hidratante Sublime Repair: nutre e hidrata en profundidad la piel dejándola más joven. Aplicar por las mañanas después del sérum.

 

 

Con estas tres combinaciones que os presentamos vuestra piel siempre lucirá hidratada y flexible. Recordad que una piel hidratada es fundamental para proteger al cuerpo de los agentes externos.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.