7 cenas ligeras para compensar los excesos navideños

Las navidades están llenas de eventos, quedadas con amigos, fiestas… que pueden acabar pasando factura a nuestra línea. Después de este periodo post vacacional, lo mejor es ponernos manos a la obra y empezar a retomar hábitos saludables. Por eso, no hay nada mejor que compensar con unas cenas sanas, nutritivas y muy ligeras para cuando nos despedimos del calor. Lo mejor es optar por verduras frescas, pescado azul, cereales y semillas de bajo valor glucémico… Aquí te dejamos una semana de cenas por debajo de las 300 calorías para que la vuelta a la rutina se haga lo menos pesada posible.

1. 200 ml de gazpacho, 100 gr de sepia a la plancha y un melocotón.

Esta cena es muy saciante y, además, altamente nutritiva, ya que aprovecha todo lo bueno de las hortalizas y le añadimos una proteína magra. El melocotón, por su parte, es diurético, tiene un alto contenido en vitamina C y, además, una buena cantidad de fibra. Eso si, mejor optar por hacer nosotros mismos el gazpacho en lugar de comprarlo ya hecho. De esta manera nos ahorraremos azúcares añadidos innecesarios.

2. Crema de aguacate y pepino con quinoa, fresas.

La crema de pepino y aguacate con quinoa es saciante, depurativa y con un alto contenido proteico.  Por su parte, las fresas tienen un gran poder antioxidante y mucha fibra, además de ser muy bajas en calorías.

3. Ensalada de lechuga, tomates cherry y remolacha con 75 gr de pavo. 1 yogurt desnatado.

Puedes aderezar esta ensalada con un poco de vinagre de Módena, una cucharadita de mostaza de dijon o un chorro de limón. El pavo redondeará esta cena perfecta añadiéndole las proteínas necesarias con muy pocas grasas.

4. Crema fría de remolacha con 4 pistachos, una tortilla francesa y un poco de sandía.

La remolacha es muy rica en vitamina B2 y es particularmente beneficiosa en casos de anemia. A estos beneficios se añaden los de los pistachos, con una gran cantidad de potasio y magnesio. Las proteínas las aportará la tortilla francesa, de un solo huevo. Si tienes mucha hambre puedes añadirle una clara adicional.

5. Conejo a la plancha con brócoli. Una manzana.

La carne de conejo es una de las mejores que podemos ingerir debido a que es una de las más magras. Lo acompañamos con el brócoli, que es rico en zinc, potasio y vitaminas A, C y E.

6. Ensalada de pepino, queso feta y langostinos. Unos melocotón.

Al contener langostinos, esta ensalada es rica en hierro, acidos grasos omega 3, que son muy saludables, y vitaminas del grupo B.

7. Revuelto de champiñones con jamón serrano. Una manzana.

Esta cena es ideal por la acción antioxidante de los champiñones, las proteínas del huevo y el jamón y la gran cantidad de vitaminas del grupo B que posee.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.